Citas Personales

Lic. Sara Gloria Levita
“Las Constelaciones son una herramienta o un recurso que una vez que se conoce y se aplica a la vida cotidiana y se convierte en una filosofía de vida”
“La lectura sistémica en estos niveles abre una nueva perspectiva -a mi entender elevada- para comprendernos a nosotros, a quienes nos rodean y a nuestras relaciones; nos enseñan a mirar más grande, a alcanzar una visión superadora”
“Las Constelaciones permiten encontrarse con una información, que cada uno de nosotros conservamos en nuestra alma a modo de una herencia invisible al igual que en nuestro cuerpo físico… memoria que no solo es resultado de la experiencia personal sino también transgeneracional y colectiva.
 “Estos movimientos comienzan en un taller pero no se sabe dónde termina: sigue trabajando a través de esa onda expansiva y multiplicadora de sus efectos.”
“Si hay algo que uno puede legarle a sus hijos, nietos y a  toda la descendencia es el camino despejado de obstáculos para la propia realización personal y espiritual”
“Se trata de reconocer lo que es, porque cuando logramos esta visión, la Verdad se revela, asentimos a ella y a la Vida y como olas en el mar, retorna con más Amor, con más fuerza que nos impulsa a andar el camino hacia adelante.
“…Es nuestro deber espiritual ser felices, las Constelaciones nos acerca paso a paso a esta posibilidad, ya que nos muestra de que se trata aquello que no somos, que no es propio, y a modo de capas de cebolla, nos va acercando a nuestro ser, nos va recordando quienes somos”
La honra es una reverencia tanto del cuerpo como del alma y es el movimiento necesario para que el Amor y la fuerza de la Vida que viene de los padres pueda fluir: quien ama y honra a sus padres, ama y honra a la Vida. Es un proceso de transformación que sucede en el alma desde lo más profundo; es un movimiento sanador”
“Cuando somos capaces de decirle SÍ a nuestras raíces, y nos abrimos incondicionalmente a la vida que nos llegó a través de nuestros padres, nos disponemos a que el universo nos colme con su abundancia y generosidad; y así en nuestra existencia poder reflejar lo que los Órdenes propician en sintonía con las fuerzas espirituales, para disponernos a tomar nuestra vida en
plenitud”
Si hay algo que uno puede legarle a sus hijos, nietos y a  toda la descendencia es el camino despejado de obstáculos para la propia realización y  felicidad”
“Se trata de un despertar de la conciencia a través de tres preguntas que deben guiar nuestra vida: ¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿Hacia dónde vamos? Y para llegar a la respuesta sólo necesitamos recordar lo que ya sabemos, oír esa voz interior que desde siempre estuvo en nosotros y seguirla. Sin mente, sin cuestionamientos, sin objeciones. Sólo con el alma”
“La sanación es posible cuando intervienen fuerzas espirituales que, como tales, nada tiene que ver con nuestra intervención o acción; sino  van más allá de nosotros. Se trata del poder sanador del amor del espíritu, un movimiento cuyo origen trasciende los sistemas familiares a los cuales pertenecemos y está al servicio de la vida.”
El cuerpo es la caja de resonancia del alma y el espíritu susurra a través de ella.
“Las Constelaciones nos invita a mirar en qué lugar se detuvo la fuerza de la vida.”
“La vida es un regalo que recibimos todos, pero no todos la tomamos.”
“Cuando uno es capaz de agradecer incondicionalmente… de honrar incondicionalmente… cuando uno puede terminar de decirle SI a los padres… el SÍ invita a una inclinación (Honra)… es ahí recién cuando podemos comenzar a  tomar la vida”
“Ser feliz es una elección, y nuestros padres junto a nuestros ancestros desean que así lo seamos. Además, es nuestro más Alto deber espiritual.”
“Cuando modificamos el punto de vista y miramos diferente lo mismo, todo puede cambiar”
“El alma celebra el Orden y la Vida lo agradece”
“Se trata de mirar con los ojos del Alma, que son los ojos del Amor… lo que viene del alma es siempre para un bien mayor… Todo empieza a fluir y  los caminos se abren para nuestro despertar, para nuestra evolución”
“Se logra si uno agradece a la vida… y solo se agradece a la vida si fuimos capaces de agradecer a tus padres”
“Cuando comenzamos a mirar desde una visión sistémica, comprendemos que para el alma todo tiene un sentido: ya que nada de lo que sucede en nuestras vida, por el hecho de que tuvo su origen en el alma, está librado al azar.”
“…Sólo con la mirada en lo Alto, en el alma podrá integrarse lo que está separado a través de los movimientos del espíritu y así recuperar el orden y con él, la paz; para que el amor vuelva a fluir en la existencia misma.
“La sanación se puede alcanzar cuando se logra estar en sintonía con uno mismo, con los padres y con aquellos que llegaron antes y que son parte del sistema; despidiéndonos de la infancia, dejando el pasado en el pasado. No es un concepto absoluto, sino un camino y una manera de transitar la vida. La sanación es resultado de un movimiento del espíritu.”
“El amor del espíritu lo incluye todo y a todos; es el amor que sana, que trasciende nuestro cuerpo, nuestra alma personal y familiar. Es la fuente misma creadora, es el amor a todo tal como es”
 “El movimiento de reconciliación y de honra es el más sanador, no solo para toda la vida, sino, para los hijos, los nietos y las generaciones futuras.”
“Se trata de un despertar de la conciencia a través de tres preguntas que deben guiar nuestra vida: ¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿Hacia dónde vamos? Y para llegar a la respuesta sólo necesitamos recordar lo que ya sabemos, oír esa voz interior que desde siempre estuvo en nosotros y seguirla. Sin mente, sin cuestionamientos, sin objeciones. Sólo con el alma”
“Podemos acercarnos a las constelaciones reconociendo las leyes universales que las regulan y  que Bert Hellinger llamó los Órdenes del Amor y en ellas reconocer los valores humanos universales.”
“Ellas nos recuerdan que no solo habitamos un alma personal, sino que somos parte de un alma familiar sino también colectiva al servicio del espíritu”
“Las Constelaciones nos invitan a entrenarnos cada vez que alcanzamos un despertar de conciencia, a hacer de nuestras vidas una verdadera espiritualidad práctica.”
mirar nuestras vidas como resultado de un entrenamiento para que cada día, ella refleje el campo donde la espiritualidad práctica tenga lugar.
“No es algo mágico… cuando uno se hace cargo prolijamente del proceso, el resto se da por añadidura… tal vez no es lo que uno quiere, pero eso es para el bien mayor de cada uno”

“Porque lo sistémico tiene el efecto de una piedra que se lanza al agua: como ondas que nacen desde un centro, los cambios se expanden de manera concéntrica y alcanzan al resto del sistema y a la humanidad entera. “
“Me gusta pensar las constelaciones y todo lo que esta mirada ofrece como obras de arte: se trabaja sobre el mismo lienzo y con los mismos colores y pinceles, pero cada una es única e irrepetible”