¿Qué se puede constelar?

Todo aquello que sea importante para uno porque está afectando su vida, por la persistencia o la repetición del problema, o por la imposibilidad de superarlo a pesar de los intentos de solución.

Se puede constelar las relaciones de cualquier tipo –dificultades y conflictos familiares con los padres, entre hermanos, con los hijos, adopciones, de pareja, sociales, amistosas, etc; en relación a los problemas de salud: síntomas diversos, adicciones, etc., sensaciones o emociones en generales: angustias, tristezas, miedos; duelos etc., traumas, secretos. Problemas laborales y/o económicos, temas relacionado con lo organizacional, problemas jurídicos, pedagógicos etc.

Desde las Nuevas Constelaciones, no es necesario tener un tema específico para constelar, a través de los movimientos esenciales, de las constelaciones sin un tema específico, en el campo se va revelando aquello que desde lo profundo emerge como una información medular, esencial y valiosa para el consultante y para todos aquellos que son parte de un taller a través de la resonancia que
sucede entre unos y otros.